El uso correcto de Fertilizantes.

En Espacio Agro, cuando realizamos nuestras labores de cuidado y mantenimiento de plantas, nos hemos dado cuenta de que muchas personas que empiezan con el cuidado de las plantas piensan que solo necesitan agua y luz para florecer. Esto no es cierto del todo cierto ya que, además de la luz y el agua, requieren el aporte, en mayor o menor medida, de alrededor de 16 elementos nutrientes distintos. Así que es nuestra responsabilidad alimentar correctamente a las plantas para que crezcan sanas y con todo su esplendor.

Tipos de nutrientes

Los fertilizantes y abonos son las sustancias que aportan los nutrientes necesarios para que las plantas crezcan adecuadamente. Los fertilizantes son de origen inorgánico y los abonos, de origen orgánico.

Los nutrientes principales son:

  • El nitrógeno (N), que estimula el crecimiento de la planta. No debe aplicarse en invierno ya que hace la planta más sensible al frío y puede retardar la caída de las hojas en las plantas de hoja caduca.
  • El fósforo (P), muy importante en la floración, aparición de frutos y fundamental en el desarrollo de las raíces.
  • El potasio (K), protege a la planta de temperaturas extremas, como exceso de calor o heladas.

Aquí podrás encontrar más información sobre la propoción de nitrógeno, fósforo y potasio que necesita una planta.

Las plantas también necesitan del aporte de otros macro-nutrientes, como el hierro (Fe), calcio (Ca), necesario para el crecimiento de los nuevos brotes, azufre (S) y magnesio (Mg).

Por último se encuentran los micro-nutrientes que, al requerirse en cantidades tan pequeñas, a veces ni siquiera es necesario aportarlos.

 

Cómo saber si una planta necesita nutrientes

Podemos identificar si una planta necesita nutrientes si las hojas amarillean y se caen, si enferma con frecuencia, si no crece o si no florece.

Cuándo aplicar un fertilizante

El momento adecuado para alimentar las plantas es cuando están en fase de crecimiento, cosa que suele suceder, normalmente, en primavera y comienzo del otoño, pero no siempre es así.

No es conveniente abonar sobre un suelo demasiado seco. En ese caso, es conveniente regar antes de aplicar el fertilizante. El agua disolverá los nutrientes para que las raíces puedan absorverlos.

Errores que se cometen en la aplicación de fertilizantes

Uso de un fertilizante inadecuado

Cada planta requiere distintos nutrientes y una fertilización incorrecta puede privarlos de estos elementos esenciales de crecimiento.
Visita un centro de jardinería, pregunta el fertilizante más adecuado para tus plantas y que te orienten sobre cómo y cuando usarlo.

Sobrefertilización

Los efectos de la sobrefertilización pueden ser:

  • la planta crecerá demasiado rápido,
  • no florecerá o no dará frutos,
  • puede sufrir más enfermedades y
  • puede sufrir quemaduras de fertilizantes.

Además, un exceso de nutrientes, por ejemplo en un jardín, puede llegar a contaminar aguas subterráneas y arroyos.

Las plantas que crecen en un suelo fértil que contiene gran cantidad de materia orgánica no necesitarán apenas aporte de fertilizantes.

Hay que comprar siempre fertilizantes específicos para cada tipo de planta y aplicar las dosis indicadas en la etiqueta.

 

No leer la etiqueta del fertilizante

No leer la etiqueta del producto es un error muy común que puede resultar desastroso para la planta. Leer las etiquetas de los productos puede ser tedioso, pero es esencial para que tu planta no muera o tus mascotas (incluso tú mismo) no resulten perjudicadas.

Lee las instrucciones cuidadosamente; te indicará qué cantidad de producto usar, cómo y cuándo aplicarlo, para qué plantas es adecuado y qué plagas puede controlar. Y, sobre todo, no pienses que, a doble cantidad de producto, mejor resultado. Suele suceder lo contrario, muchas plantas mueren debido al uso excesivo de fertilizante.

Errores aplicación fertilizantes

Resumiendo, las plantas no solo necesitan agua y luz, también determinados nutrientes, en su proporción correcta y en la adecuada etapa de crecimiento. No dudes en consultar a tu proveedor habitual de plantas sobre el mejor fertilizante y la dosis correcta para tus plantas. Y, sobre todo, lee cuidadosamente la etiqueta antes de aplicarlo. Protéjete a ti mismo, a tus mascotas y a tus plantas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *